100 años de Gucci: su historia familiar y éxito actual

En el marco de las celebraciones por los 100 años de Gucci y el reciente anuncio oficial de la película “House of Gucci”, es importante conocer la historia de una de las marcas de lujo más famosa del mundo. También, entender cómo en la actualidad es una de las más consumidas y aclamadas por el público en cada una de sus nuevas propuestas.

La firma italiana Gucci fue fundada en 1921 por Guccio Gucci, un florentino que comenzó trabajando en el Hotel Savoy en Londres. Allí veía como las personas de la alta sociedad llegaban al hotel luciendo equipajes increíbles. Fue así como se inspiró para lanzar su casa de moda. En Florencia, Italia, decidió comenzar a vender artículos de cuero con un gran trabajo artesanal, de estilo clásico y refinado. La firma se destacaba por productos como bolsos y mocasines. Guccio tenía tres hijos, Aldo, Vasco y Rodolfo Gucci, y junto a ellos decidieron expandir la marca, abriendo tiendas en Milán y Roma.

Gucci comenzó a tomar gran relevancia, produciendo además sedas y prendas de punto con el patrón característico de la firma. Durante la segunda guerra mundial, debido a la crisis y escasez de cuero, produjeron bolsos de lona de algodón, distinguiéndolos con el símbolo de la doble G con las bandas rojas y verdes, conocido actualmente en todo el mundo. Este icónico logo, fue diseñado por Aldo y Guccio Gucci en 1933 y fue introducido a los productos primero como broche, y posteriormente se incorporó en las maletas y carteras.

Los encargados de expandir Gucci al exterior fueron Aldo y Rodolfo, quienes en la década del ’50 abrieron oficinas en Nueva York. De esta manera, pudieron acercarse a consumidores como estrellas de cine, entre ellas Audrey Hepburn, logrando que la marca estuviera en boca de todos. Así, alcanzaron que sus productos fueran llevados por famosos que posaban en las más prestigiosas revistas de moda del mundo con Gucci.

La marca comenzó a fabricar también relojes, accesorios y gafas, dándole un valor agregado que provocaría el aumento del status internacional de Gucci. El crecimiento de esta empresa familiar era total: cada vez abrían más tiendas y todos querían llevar una prenda de ellos. Sin embargo, las peleas familiares no tardaron en llegar y casi llevan a la quiebra a la marca. Luego de la muerte de Guccio en 1953, sus hijos quedaron a cargo de la empresa: Rodolfo se encargaba de la tienda de Milán, Vasco de la de Florencia y Aldo se encargaba de la firma en Nueva York.

Durante muchos años la marca prosperó pero para la década del ’80 las disputas familiares aumentaron. Rodolfo Gucci falleció en 1983 y su herencia quedó en manos de su hijo Maurizio Gucci, quien peleó con sus tíos y primos para quedarse con el total de las acciones familiares. Sin embargo, este no supo cómo manejar la empresa familiar y en 1993 la vendió a Investcorp.

Maurizio Gucci estaba casado con Patricia Reggiani y eran la ostentación personificada. Amantes del lujo, los yates privados y las mansiones, eran el centro de atención en el lugar que se hicieran presentes. Sin embargo, Maurizio dejó a su esposa y madre de sus dos hijas por una diseñadora llamada Paola Franchi: un día se fue de su casa y no volvió más. Pasaría poco tiempo entre esta disputa familiar y el asesinato a Maurizio, en marzo de 1995.

Este trágico final para el empresario Gucci será el hilo de la película “House of Gucci” que se estrenará en Noviembre de este año. Será dirigida por Ridley Scott y contará con la participación de grandes estrellas como Lady Gaga, Adam Driver, Jared Leto, Al Pacino y Salma Hayek.

Luego del fallecimiento de Maurizio, durante la década del ’90 la marca fue llevada adelante por Tom Ford, en ese entonces desconocido. Él fue el encargado de darle otra impronta a la marca formando una nueva imagen: su estilo era el porno chic, caracterizado por prendas con contenido sexual en las que abundaba el color negro y los brillos. Además, en las campañas utilizó la desnudez que acompañaba el concepto sexy y erótico que quería darle a Gucci. De esta manera, Tom Ford causó revuelo en el mundo de la moda, convirtiéndose en un diseñador consagrado.

En la década del 2000s, fue Frida Giannini la encargada de apostar por una mirada más tradicional a la firma y volver a sus orígenes. Se convirtió en directora creativa de Gucci en el 2005, después de haber sido la diseñadora de bolsos de la firma. Ella le dio a esta empresa colores y estampas, creando looks sofisticados y femeninos y tomando de referencia los años ’80.  

En el año 2015 el encargado del éxito actual de Gucci fue Alessandro Michele, nombrado como nuevo director creativo. Su estilo llegó para cambiar el paradigma de la moda convirtiendo a la marca en una de las más importantes y consumidas en los últimos años. Caracterizado por sus influencias de los años ’70 y de imponer una visión sin género y sustentable en la moda, hizo que en el año 2017 Gucci aumentara sus ventas en un 45% y que en 2018 fuera nombrada como la marca más popular del mundo.

Gucci, de la mano de Alessandro Michele, logró llegar a las nuevas generaciones de consumidores, poniendo el ojo en los millennials y centennials: a través de su gran presencia en redes sociales como Instagram e innovando con looks urbanos y un nuevo ADN para la marca, redefinió el lujo con un enfoque contemporáneo de la moda.

En medio de la pandemia durante el año 2020, el diseñador anunció que Gucci se alejaría de los calendarios de la moda, realizando sólo dos desfiles al año. Siguiendo con su impronta rupturista, se unió también a la moda sustentable asumiendo el impacto ambiental que tiene la moda y dándole un valor agregado a la marca: “Gucci cree que la sostenibilidad se trata de fomentar el respeto por las prendas y por el medio ambiente”, aseguró Michele.

Su estilo tiene una fuerte presencia de inspiraciones en los años ’70 y sus looks se caracterizan por la utilización de flores y el concepto del “mundo ecuestre” en donde los trajes son protagonistas. A lo largo de estos años vistió a grandes celebridades de la nueva generación como Harry Styles o Lana del Rey.

Durante el 2021, en plena celebración por los 100 años de la firma italiana, se están llevando diversas acciones por parte de la firma. Entre las más destacadas encontraremos la presentación de su colección “Aria” que fue presentada a través de un fashion film increíble, en la que rindió homenaje a Tom Ford y Balenciaga. Además, lanzó la campaña “The Beloved Show” en la que, durante el programa de entrevistas de James Corden, fueron estrellas invitadas con sus bolsos preferidos de Gucci: entre ellos se encontraban Harry Styles, Diane Keaton, Awk Wafina, Sienna Miller, Serena Williams y Dakota Johnson. Recientemente, Gucci fue la firma elegida por Billie Eilish para posar este año para la revista Vogue con un corset y una falda. Además, Gucci Beauty, la línea de cosmética de la firma, tiene como protagonista a Miley Cyrus.

Gucci no deja de marcar el camino de la moda. Durante 100 años la firma se mantuvo posicionada y actualmente es una referencia en la industria, adaptándose a los nuevos tiempos con una mirada comprometida y disruptiva. Sin dudas, el estreno de la película “House of Gucci” de este año será el broche de oro para las celebraciones de una marca que supo reinventarse luego de traiciones, peleas, crisis y muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s